Una deuda explosiva para sostener lo insostenible
El Disparate Económico,

Una deuda explosiva para sostener lo insostenible

Roberto Centeno   27/02/2012 06:00h

Aprovechando la prodigalidad del BCE, que regala dinero a carretadas (al 1% a tres años) sin ningún tipo de control, y la descomunal inyección de liquidez de pasado mañana, el Gobierno se ha embarcado en una auténtica orgía de compromisos de gasto para mantener el despilfarro de un modelo de Estado insostenible y corrupto y un sistema financiero inviable.

Mientras, el crédito al sector privado desaparece y la nación se encamina sin pausa hacia los seis millones de parados.

La pasada semana, Bloomberg resumía su visión sobre nuestra economía con un durísimo encabezamiento advirtiendo de nuestro hundimiento día a día. Para la agencia de noticias, el ritmo de crecimiento de la deuda española empieza a ser un serio problema. Está a punto de doblarse respecto a la que existía al principio de la crisis y, como consecuencia, a punto de perder la única ventaja que la diferenciaba del resto de países periféricos: “Mientras el endeudamiento de España casi se ha doblado desde 2008, el de Italia ha crecido solo un 13%”.

En lo que va de 2012, el Tesoro se ha endeudado en el 40% de lo previsto para todo el año, lo que les está permitiendo gastar o comprometer el doble de lo que se ingresa, sin que un solo céntimo vaya destinado a la economía productiva ni a la creación de empleo. Mientras, sumando todo, lo computable, lo no computable, lo escondido y lo aplazado (entre Fomento y Defensa, 70.000 millones), la deuda pública supera la raya roja del 100% del PIB.

El despilfarro territorial del que nadie responde

Adam Smith señalaba que es la riqueza de las naciones y no la de los gobiernos lo que cuenta, que es mucho más importante el crecimiento de la economía productiva que el crecimiento del gobierno. Justo en sentido contrario, desde 2008 el tamaño de la economía productiva en España ha caído un 19% y la industria prácticamente ha desaparecido (del 37% del PIB en 1975 al 14% hoy). Mientras el tamaño del Estado ha crecido en un 21%, el empleo productivo ha perdido 2,7 millones de personas y el empleo político improductivo crecido en 600.000.

Después de Arabia Saudí, somos el país del mundo con un mayor crecimiento del tamaño del Estado. No solo eso: el despilfarro generalizado en proyectos y obras faraónicas, desde aeropuertos vacíos a circuitos de carreras, parques temáticos, estaciones invernales o leyes de lenguas, es algo que clama al cielo.

¿Cuál es el agujero probable de Bancaja? No menos que el de sus primos de la CAM, entre 16 y 19.000 millones, y el de Caja Madrid puede que no menos de 20.000 millones. Sumamos el Banco de Valencia, y tenemos entre 45 y 50.000 millones de agujero a pagar por los españoles, que era, que casualidad, lo que había ofrecido el Gobierno a La Caixa por quedarse con los ahorros de los madrileños y los valencianos

Y, sin embargo, nada más lejos de la intención del Gobierno que atajar esta ruina. Su primera decisión al respecto fue que no dejarían quebrar ni una comunidad ni un ayuntamiento, por muy desastrosa que fuera su gestión. Algo inaudito.

Y para que no hubiera dudas se anunció la entrega a CCAA y ayuntamientos a través del ICO de 15.000 millones de euros para que despilfarradores y corruptos pagaran los gastos más urgentes a proveedores. No contentos con eso, estos insensatos reconocen expresamente “la total autonomía política y económica de las CCAA”.

En consecuencia, renuncian a intervenir en la asignación correcta de los dos tercios de los recursos públicos de la nación.

Como era de esperar, los gastos más urgentes para la casta política han sido salarios, coches, embajadas, visas oro y mantenimiento de todos los chiringuitos. Ni un solo céntimo ha quedado para proveedores.

Por esa razón, el jueves han tenido que anunciar que el Gobierno pagará directamente esa deuda, que se estima  en 50.000 millones de euros, una medida esencial, pero hecha a medida de los constructores del palco del Real Madrid, que son quienes la han conseguido, serán los más beneficiados y los primeros en cobrar.

Los españoles pagaremos así los platos rotos de esta casta despilfarradora y corrupta, mientras siguen subiendo hasta un 9% salarios y gasto corriente. Si nos impusieran las mismas condiciones que a Grecia, sobrarían más de un millón de empleados públicos.

La insolvencia del sistema financiero: un expolio de 90.000 millones.

El riesgo de insolvencia del sistema financiero por el enorme volumen de deuda privada imposible de pagar es algo bien sabido.

Tanto como que el principal culpable de lo ocurrido ha sido el Banco de España, que primero permitió préstamos alocados sin garantías suficientes y luego falsear balances sin límite. También sabemos que muchos gestores son una colección de ineptos y corruptos que han llevado las entidades a su cargo a la ruina y siguen en sus puestos con sueldos y bonus multiplicados.

Antes de las elecciones, las “reestructuraciones” habían costado a los españoles 40.000 millones en efectivo y 90.000 millones en avales. Al contrario que en el resto del mundo, todo fue a fondo perdido.

En el interregno se adjudicaría una CAM quebrada al Sabadell, o sea, a los nacionalistas, operación que costará a los españoles 16.500 millones de euros.

Un dinero despilfarrado que hubiera servido para arreglar la Sanidad que según Ana Mato es ya absolutamente insostenible.

Pero para darnos cuenta de los engaños masivos y de cómo roban sin inmutarse el dinero de la gente honrada, nada como explicar lo que está ocurriendo con el Banco de Valencia.

La entidad era una filial de Bancaja y había pasado unas auditorías limpias hasta 2010 con la bendición del BdE, cuyos inspectores llevaban años dentro. De golpe y porrazo, Bankia dice que no puede con la carga, el BdE la interviene y, ocho meses después, seguimos sin conocer el agujero, que se estima en 7.000 millones de euros, mas 10.000 millones para liquidez.

¿Por qué la auditoria fue limpia? Porque, al parecer, al auditor Deloitte el BdE le obligó a valorar como le dio la gana. “Este suelo al 50%”; “¿Por qué?”; “Porque lo digo yo que soy el BdE”. Es decir, lo que el regulador viene haciendo desde 2008.

Incluso aquellas almas cándidas que no sepan por qué Rato tuvo que salir del FMI, habrán caído ya en la cuenta de que es justo lo contrario a un gestor.

Y así, Rato va y dice ahora que le han engañado, algo inaceptable en un gestor después de gastarse millones en análisis y auditorías, y que entre sueldos, bonus por su “excelente gestión” y consejos, se levantaba 6 millones de euros de nada. ¿Quién le ha engañado?, ¿Bancaja, el BdE, Deloitte?

Rato tira por la calle del medio con su prepotencia habitual y pide que se revisen los activos de Bancaja y del Banco de Valencia. En Bancaja, lógicamente, piden también que se revise Caja Madrid.

Era un secreto a voces que los criterios contables que se utilizaron para la fusión estaban hechos para ocultar la realidad, y que desde entonces ésta ha empeorado considerablemente y lo sigue haciendo.

Así que este hatajo de insensatos para quienes el objetivo era conseguir poder independiente transformándose en banco y forrarse con la operación, se han encontrado con lo previsto, un conglomerado  inviable con un agujero como la fosa de las Marianas.

Porque, ¿cuál es el agujero probable de Bancaja?

No menos que el de sus primos de la CAM, entre 16 y 19.000 millones, y el de Caja Madrid puede que no menos de 20.000 millones. Sumamos el Banco de Valencia, y tenemos entre 45 y 50.000 millones de agujero a pagar por los españoles, que era, que casualidad, lo que había ofrecido el Gobierno a La Caixa por quedarse con los ahorros de los madrileños y los valencianos.

Es decir, conocían el agujero de Bankia y han engañado a los mercados y a los españoles.

¿Y qué queda ahora la Ley de reforma del sistema financiero? Pues en una tomadura de pelo, porque la reforma es Bankia, y por eso todos claman por la mediación del Gobierno. ¿Mediación para qué? Pues para que a nadie se le ocurra judicializar el tema y poner negro sobre blanco la situación real del sector lo que puede ser devastador, y para evitar que Deloitte se niegue a firmar las cuentas de Bankia 2011, lo que se la llevaría directamente por delante. Es para tapar estas golfadas Rajoy esta dispuesto a dilapidar  90.000 millones de dinero público. No es de extrañar, que antes o después la calle les explote .

Y luego viene  UNIM, donde el expolio delesquema de protección, será de 5.500 millones directos más otros 1,000 que habían recibido del FROB y que no pueden devolver, y luego Nova Galicia y Catalunya Caixa, decenas de miles de millones tirados a la fregadera que dedicados a crear empleo supondrían la creación de cientos de miles.

Y ya el colmo el grueso del ahorro de los españoles puede pasara manos de entidades influenciadas y/o controladas por nacionalistas radicales que piden a gritos la independencia.

El nacionalismo controla yalos monopolios energéticos que nos cobran los precios más altos de Europa, y como hacen los italianos en ENDESA donde todo se contrata ya con empresas italianas contribuyendo así a la desindustrialización de España, lo mismo hacen los nacionalistas con las empresas locales: controlan el gas, la electricidad y Repsol cuyo consejo, aparte una minoría de consejeros dominicales, se lo reparten entre CiU y PNV.

Y si  obtienen la independencia, ¿ la energía y la mitad de nuestro ahorro va a estar en manos de enemigos declarados de España?.

Aunque la intención de la casta política y tal vez mas arriba, es que no se separen a cambio de convertir al resto de España en una colonia.

Espero que los españoles no permanezcan en casa calladitos viendo como se entrega España a gentes que dicen no ser españoles y fomentan el odio hacia nosotros, mientras nos empobrecen y destruyen nuestro futuro y el futuro de nuestros hijos.

Responde

Twitter

Arquivos

Calendario

Febrero 2012
L M X J V S D
« ene   mar »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
272829  

Categorías

Top Rated

Twitter

Top Rated

Stop censorship